10.11.11

Minibásquet

Alejandro Cosenza, profesor del Club San Fernando y con vasta experiencia en Divisiones Formativas y Minibásquet, nos brinda su visión acerca de la problemática actual en la formación de valores jóvenes. Habla sobre el sedentarismo reinante en los chicos y otorga conceptos más que interesantes sobre la enseñanza en las edades tempranas.
Contanos un poco de tu trayectoria como DT:

En 1981 me ofrecieron en el club (San Fernando) hacerme cargo de los equipos B de Mini y Premini, y de los Infantiles. Yo había terminado el servicio militar y me gustó la idea. Me había desempeñado como Monitor y Amigo  de Mini y poder disfrutar de algo que me apasionaba y por ello ser remunerado fue muy tentador. Es así como que este año 2011 he cumplido 30 temporadas como DT, siempre en mi querido “Sanfer”, donde he entrenado desde Preminis hasta Primera B. También participé de 5 campeonatos argentinos con selecciones de Capital Federal (4 de Infantiles y 1 Juvenil). Desde 1994 formo parte del staff de entrenadores del Campus Oscar “Huevo” Sánchez, siendo actualmente el Coordinador de dicho Campus, próximo a cumplir 25 años ininterrumpidos de enseñanza. Actualmente dirijo técnicamente las categorías Sub 15 “A” y Sub 17 “A” de San Fernando, y también enseño en la Escuela de Basquetbol del Club.
Si tuvieras que definir el Minibasquet, ¿cuál sería esa definición?

Creo que el Minibasquet es el deporte adaptado para desarrollar la motricidad de los niños por excelencia. Además es el medio perfecto para introducir a los chicos en el juego de equipo y aceptar reglas. El estímulo mental que desarrollan los niños en base a la creatividad del minibasquet, ya sea aprendiendo fundamentos como  imitando a sus ídolos es fenomenal.

¿Cuánta relación hay entre el jugador de Mini y  en el que se convertirá 10 años más tarde?

Es difícil pronosticar. En los tiempos que corren si logramos que el chico que tenemos en Mini sea un jugador regular, después de 10 años, ya es un éxito. Son muchos actualmente los estímulos extra deportivos que influyen en los chicos. Además, el jugador va pasando de categoría y va cambiando de entrenadores y nuestra influencia (los entrenadores) puede ser decisiva en la continuidad o no del chico en la actividad, ya sea en la fundamentación de base que le damos a ellos o en el puesto de juego en el que lo ubicamos.

¿Dónde se debería focalizar la enseñanza y a través de que métodos?

Desde la base (Mini) focalizo la enseñanza en los fundamentos principales del juego, la idea permanente del juego en equipo, el respeto mutuo y la disciplina.
Tratar de explotar la creatividad del niño, pero sin olvidarse de los preceptos principales enunciados anteriormente. La corrección debe ser lo principal, NO puede ser considerada una pérdida de tiempo. El método que elijo es desde lo global, entender para qué lo hacemos y desglosarlo para realizarlo y corregirlo.

¿En qué aspectos ha cambiado la dialéctica enseñanza-aprendizaje a partir del cambio en los tiempos escolares (doble turno) y del sedentarismo reinante en la sociedad?

En muchos aspectos. Cuando yo jugaba en formativas me iba al club por lo menos dos horas antes de mi horario de práctica, y podía tirar al aro o jugar 1x1 o 2x2. Y luego le sumaba la práctica. Si me podía quedar con los que seguían mejor. Y así éramos casi todos. Ahora los chicos llegan justo antes de empezar y se van al terminar su horario, ya sea porque antes están ocupados por el colegio o actividades extras como idiomas, computación, psicólogos, etc. También influye el hecho de que el chico depende de que lo lleven y lo traigan, por seguridad, algo que años atrás reemplazábamos con la bicicleta o ir solos al club. Sumále que la Institución tiene ocupado el espacio por más actividad, o alquiler a escuelas, para lograr recursos. Todo esto merma sobremanera la actividad de juego libre de los chicos y su creatividad a través de la misma.
El sedentarismo es terrible. A veces por todas estás cuestiones que contaba antes, ya que “para qué voy a ir al club si no hay lugar para jugar”; y otras veces por la comodidad de los padres de no tener que trasladarse para que el chico se recree, dejándolo quedarse horas frente a la TV o computadora.

Este sedentarismo evidencia, desde mi punto de vista, los problemas de la Educación Física en las escuelas. ¿Cómo lo ves?

Hay una gran diferencia entre los chicos que practican un deporte dirigido fuera de la escuela, con un régimen organizado de entrenamientos, y los que no.
La educación física en las escuelas NO existe. Me parece que los deportistas federados deberían tener un régimen diferente a nivel escolar. Fijate que en el caso de chicos que en un colegio privado los “obligan” a jugar Rugby, no sabiendo del deporte y enfrentando a compañeros que si lo juegan, el riesgo es inmenso, además de ser negativo para su deporte oficial.

¿Se puede detectar talentos en Minibasquet?

Creo que si, pero el margen de error es mayor. Vemos muchos chicos que se destacan en Mini pero deberíamos tener datos concretos de su futura estructura corporal para predecir su futuro. No obstante, cuando lo que sobresale no es lo físico sino el talento natural y la repentización del chico en situaciones sorpresa, podemos estar ante un proyecto interesante de jugador. Su desarrollo corporal y mental no irá diciendo a que nivel puede intentar jugar.

¿Por qué razones un chico que no se desenvuelve correctamente en el mini puede llegar a ser un buen y hasta un gran jugador con el correr de los años?

Formar a un jugador es un asunto de mucha paciencia y perseverancia. Yo escuchaba a entrenadores que decían de un chico de mini “no puede jugar a nada” y no lo podía aceptar. La experiencia te hace esperar e invertir tiempo antes de tener que descartar a un chico. Ya sea porque de repente el mini “chiquito” paso a ser en dos o tres años el “grande” del equipo, o el tímido y quedado a ser el más respetado. Hay chicos que en la pubertad hacen un “click” que te deja sorprendido. Los dejas a principios de diciembre y aparecen en febrero con bigotes, hablando y mandando como nunca lo hicieron. Es un mundo muy grande el de los chicos. Con 30 años en esto sigo aprendiendo y sorprendiéndome, tratando de equivocarme cada vez menos, porque los entrenadores nos equivocamos y mucho.

¿Cuáles son los vicios comunes de los entrenadores de Mini?

Varios… Yo creo que el principal es no utilizar el tiempo necesario en corregir. El buen gesto en un fundamento se aprende bien y no se olvida más. Es prioridad ejecutar bien y para eso hay que corregir mucho. Quizás se destina más tiempo a la jugada para ganar un juego, pero si sale de memoria y no se piensa para qué se hace y se ejecuta correctamente, teniendo la chance de poder improvisar para superar obstáculos que la defensa usa, no sirve para nada. El conocer de pedagogía es algo primordial y muchas veces el DT de Mini piensa que si reta al chico, éste se enojará con él, entonces se olvida de quién es quien manda y debe imponer disciplina. Es bueno dar caricias en esa edad, pero nunca olvidar el lugar que ocupa cada una de las partes.

¿Estabas de acuerdo con el cambio de edades en preinfantiles? Por qué?

No estaba de acuerdo y sigo sin estarlo, ya que ahora lo han impuesto “por decreto”, lo que me confirma que lo resuelto en el Foro de principio de año fue sólo para conformar las partes, ya que ahora decretan lo opuesto. Pienso que este cambio traerá problemas en general. Si vemos que durante la presente temporada hubo muchos equipos de Mini y Premini que cada domingo no completaban sus planteles en las cantidades obligatorias (un porcentaje inmenso), el panorama que viene será peor, ya que eliminando del mini una camada de un año entero y achicando la edad de inicio de los premini, no creo sea la solución. ¿Qué es más importante para nuestro basquet, tener muchos sub 13 o tener mucha base en Mini y Premini, para que lleguen los que corresponden en número a Sub 13? Ahí radica la respuesta al problema. Creo, y espero equivocarme, que esta medida alejará chicos de la práctica del juego en su primera etapa de aprendizaje, porque el chico de 11 años que pasa a Sub 13 porque cumple los años en los últimos 4 meses del año, deberá enfrentarse con chicos de 13 que, cuando los anteriores cumplan los 12, estarán más cerca de los catorce, terminando su paso por la categoría, y pedagógicamente sabemos, que en esta edad que nos ocupa, operan los principales cambios hormonales en los chicos entrando en la adolescencia y la diferencia física se marca  sobremanera entre ellos.

Si tuvieras que armar un equipo de trabajo con los mejores entrenadores de Mini que conozcas, ¿Quiénes no podrían faltar?

Los profes Bojanich y Diaz Velez marcan una línea en el mini, al ser permanentemente innovadores en sus técnicas de enseñanza y adaptándose a los tiempos actuales. Hay muchos docentes súper dedicados y con mucha pasión por la enseñanza, y uno se da cuenta porque los clubes en que actúan siguen una línea en el tiempo. Siempre digo que cuando nos reunimos en las clínicas, se pone al mini como de compromiso, dedicándole muy poco tiempo, y tendría que trabajarse aparte enfocando la actividad concretamente, y darle el tiempo que corresponde a la formación de quienes están a cargo del desarrollo de los futuros jugadores.

¿Se te ocurre algún cambio/adaptación reglamentaria para mejorar el “domingo” del Mini?

El domingo es indiscutiblemente el día del Mini. Se debería mejorar reglamentariamente para que el porcentaje de cumplimiento general sea el más alto, ya sea de equipos, jugadores, oficiales y amigos, para poder desarrollar un domingo normal, que es el premio que esperan los chicos después de entrenar en la semana. Desgraciadamente estamos en deuda con ellos, y hay que pensar qué hacer para mejorar porque los chicos se alejarán de la actividad.

Si fueses el encargado de entrevistar entrenadores para tomar la dirección del mini de un club, ¿cuáles serían los aspectos donde más te enfocarías al elegir?

Sería bastante exigente, por todo lo que te expresado anteriormente. La idoneidad en la materia es excluyente. Para mi no existe eso de que “le damos el mini para que juegue en primera”. Demasiado riesgo se corre poniendo una camada entera de chicos en sus principales años de aprendizaje en manos de alguien no capacitado para enseñar, aunque sea el mejor jugador.
La presencia es punto importante y antecedentes de compromiso con la actividad también. El “profe” de mini es el ejemplo por excelencia en los jugadores que hacen los primeros pasos en este juego, y su “carisma” para atraer nuevos futuros jugadores también.

Saliendo del mercado real, ¿cuánto debiera ganar un entrenador de Mini (3 entrenamientos semanales y el partido), teniendo en cuenta la responsabilidad en la formación y educación del niño y la influencia sobre la salud psicofísica? ¿Cuánto mejoraría el nivel de entrenadores si los sueldos fueran acordes?

Empiezo contestándote al reves. Me parece que el nivel del entrenador está en la capacidad, actitud y pasión que el entrenador tiene para enseñar. Cuando uno se compromete con una actividad y acepta hacerlo por X valor, debe meterse de lleno en realizarlo, y demostrar que lo suyo es para más reconocimiento.
En cuanto a valores, me parece que un sueldo de $ 1.800 más o menos sería adecuado para una buena dedicación a los chicos.

Por último te pido una breve reseña acerca de lo que debiéramos esperar de cada uno de los estamentos que intervienen en un evento de Mini:

Dirigentes: Depositar en la personas adecuadas la actividad, brindándole el apoyo necesario para desarrollarla.

Arbitros:   Se debe capacitar a los Amigos para que sean un complemento de la enseñanza del chico desde el campo de juego, acostumbrando al jugador a aceptar las reglas del juego.
DT:             Los mayores responsables de esta actividad. Los número 1 sobre los chicos. El espejo permanente y el consejero perfecto. No deben delegar responsabilidades directas en dirigentes y responsables.

Monitores: Los futuros entrenadores. Deben participar en las prácticas y seguir la disciplina del entrenador. Debe tener responsabilidad en su actividad.

Planilleros: Deben conocer bien las reglas del juego y llevar adelante su tarea administrativa y de control en los partidos. Impondrán respeto realizando correctamente su tarea.

Padres:    Acompañamiento permanente de los niños, concientizándolos de la responsabilidad que tienen al realizar una actividad de equipo y organizada. Deben dejar disfrutar del juego a los chicos. Su aliento es lo más esperado por su hijo.

Jugadores: Son la materia prima en estado puro que ponen en nuestras manos. Tiene que aprender jugando y disfrutando del juego y del grupo, sentir placer y orgullo por pertenecer al mismo. Sentirse orgulloso de llevar los colores del club. Esperar que ellos se nos brinden con confianza por lo que les damos a cambio.

Algo para agregar:

Gracias por hacer que me siente ante la máquina y refresque un poco varias cosas importantes inherentes a la actividad. Si lo hiciéramos todos más seguido seguro algo mejoraríamos. Un gusto poder compartir experiencias con Uds.
Abrazo inmenso   

2 comentarios:

  1. excelente nota, felicitaciones a alejandro es ademas de muy buen entrenador, excelente persona aspecto fundamental para estar trabajando con niños y adolescentes

    ResponderEliminar
  2. Haganle llegar mis cordiales saludos a Alejandro, me entreno en Sanfer muchos anios, ahora vivo en Suiza, me fui de Argentina hace 13 anios...

    No cambiaria por nada la infancia en Sanfer, y hoy seguramente valoro mucho mas que en esa epoca, la dedicacion de "Conche" para todos nosotros.

    Saludos,

    Flavio

    ResponderEliminar